22 de noviembre de 2013

So long, Martha


A Martha C. 

Donde quiera que andes,
a donde quiera que vayas...
vamos,
mira el cielo de temas,
barre con tus pestañas las nubes,
ubica a la luna
(no importa la fase)
y acuérdate que en ese ombligo
te dejamos muchos abracitos.

Al fin y al cabo es un reflejo del sol,
el campo estará más verde
sin esperarse a la primavera.

21 de noviembre de 2013

Farewell, Martha




Camine, detrás de tus cabellos;
camine, por los kilómetros de tu cabeza,
sentí la lluvia y la música de baile
como guerrero que se escapa.

Escuche, que quizás estabas fuera,
escuche, que alguien podría llorar,
hable con mis muros
pero tú me destruiste, con tan solo mirarme.

Estuve sediento, de todas esas palabras,
de este momento, estoy ajeno.

Pude ver, verte hablar de amor en la madrugada,
pude ver, verte sonreír en la penumbra;
mire tus salvajes ojos
despacio entrando por cualquier lado.

Pude saber, de qué color es tu cielo;
después de la niebla, detrás de las sirenas.

A veces, pude leer todas aquellas cartas,
a veces, les guarde en la más crespa montaña;
te estaría mintiendo, si alguna vez,
dudara de ti.

Estoy perdido, quizás he perdido el ritmo,
lentamente, háblame dulce Martha.

La pregunta no es a dónde vas, ni cuanto tardarás;
si no: porque no puedo ir contigo.

18 de noviembre de 2013

LA DROGA QUE TODOS CONSUMEN


Desde que nacemos nos enseñaron a comer, gatear, luego caminar, hablar, actuar. Nos educan de manera diferente pero siempre hay un común denominador, un patrón a seguir para sobrevivir. 

Nos enseñan a vivir en sociedad y para eso nos implantaron reglas. Pero el hombre ha hecho estas reglas según sus intereses, por lo que no todo parece ser lo ideal. El problema es que como así nos criaron y nos enseñaron que así debíamos ser, así debíamos comportarnos, no nos detenemos a analizar nuestra forma de vida ni nuestra forma de pensar y actuar, si es realmente la correcta. Pues sólo conocemos lo que nos enseñaron desde el nacimiento, sólo sabemos que si nos salimos del sistema estamos mal. Pero, ¿estamos realmente mal?

Si lees más allá de las lecturas que te dan, que te permiten, descubrirás un mundo diferente, donde hallarás otras verdades. Si ves más allá de la televisión que te transmiten, de la local que te difunden, descubrirás que existen otras culturas, pensamientos e ideologías diferentes de las cuales puede uno aprender. Si ves más allá de las limitaciones de la sociedad y las religiones, abrirás los ojos, y entonces tendrás conciencia propia, entonces ya no estarás tan de acuerdo con el sistema. Y los demás borregos creerán que estás mal, aquellos zombis te creerán loco, te mandarán a la horca. 

La peor droga es la que nos implantan cuando nacemos, sin que nos enteremos de ello. Cuando aún no tenemos conciencia, aprovechan para moldearnos a su manera y enseñarnos a vivir dentro de un sistema regido por los intereses del hombre. 

Y no puedes desintoxicarte de esta droga porque no sabes que la consumes. Crees que es normal pues está en tu sistema neurológico desde el primer día, creces con ella, vives con ella. Crees que sin ella no podrías vivir. 

Esa droga está ahí, en todas partes, en todos, y nadie se da cuenta. Pero algunos ya la descubrieron, y se están desintoxicando, ya están desintoxicando a otros. 

Todo está en que te permitas abrir los ojos... sólo TÚ tienes el poder. 


17 de noviembre de 2013

Lo que no tiene fin


I

La mujer de gestos delicados entró apresurada hasta su cuarto y se dirigió al tocador de cedro y decoraciones doradas. Tomó el frasco verde de Diazepan y sin atinar a las prescripciones médicas tomó algunas pastillas. Detrás de ella entró el hombre alto.

-Me siento pésima, no debí comportarme así – se disculpó la mujer tras la peculiar fiesta de la noche pasada – te lo suplico- rogó y se soltó a llorar.

A él le molestaban las lágrimas de ella, o mejor dicho, de cualquier mujer, fuese su madre, su hermana, o la mujer que estuviese frente a él. Lloriquean por todo, le decía su padre.

-Deja de llorar, querida. Por favor, vamos, levántate. No tengo de que disculparte. Vamos ya – dijo el hombre mientras cruzaba al otro lado de la habitación. Trató de regalarle una caricia pero no le resultó.

-Tienes que saber, de verdad no fue mi intención. – Empezó a decir de nuevo mientras sus lágrimas cesaban. Tomó un cepillo de cerdas metálicas y comenzó a cepillar el estropajo de cabello que le había quedado después de la velada anterior. En ese instante, el vislumbró el frasco verde que yacía en ese lugar.-  Oh, mis pies, mis pies. Mira que hinchados están. Me duelen muchísimo. Este embarazo me sienta fatal, eh. – y se echó a reír.

Él la miró perplejo, todavía no se acostumbraba a sus cambios  de humor. Temía que un día, en cualquier momento, quedara loca de remate. El temor era latente, en su vientre llevaba a su primogénito que según presagiaba la madre de él: era varón; esto por la forma del vientre de ella, ovalado hacia enfrente.

-No puedo con esto. – murmuró como para si pero sus palabras retumbaron en toda la casa, en las paredes, en las macetas de plantas millonarias, en los huesos y oídos de ella.

-No te vayas. –rogó silenciosamente, mientras las lágrimas rodaban una vez más hasta caer en su vestido de terciopelo rojo.

II

Dorothy Young era la clase de mujer que se puede presumir perfectamente en la sociedad o en la selva y no dejaba de verse y comportarse monísima. Recibió educación rígida: escuela para señoritas, escuela de modales, clases de piano, ballet para fortalecer las piernas, natación para fortalecer la espalda, religión para fortalecer la moral. Con él boom  de las escuelas mixtas se esperaba que Dorothy asistiera a la universidad pero eso es y será siempre cosa de hombres, tu hija debe educarse para cuidar a su marido y su casa, Grace.

Dorothy fue solitaria, era mujer de pocas palabras y de ideales nulos también. Sus manos eran nerviosas, tendientes a inútiles. Por supuesto que tenía su encanto, dulzura, sonrisa cálida. Enamoró a Ernest en una fiesta familiar de él. Tan callada, instruida para el hogar, la mujer ideal, pensaba él.

III

La noche de la fiesta en los pensamientos de Dorothy.

“Hay mucho polvo, polvo y silencio. Detesto el silencio, detesto que me tomen por una loca. Calma, calma Dorothy , o te dará otro ataque de nervios. Debo controlarlos dijo el doctor, no debo tomar calmantes. Ya, ya respira. Me siento indispuesta a ir a esa dichosa fiesta de la dichosa Florence que debe de ser muy encantadora según me cuenta Ernest, si encantadora. Ernest, oh querido… odio cuando llegas tarde a casa. Ayúdame a no pedir ayuda. ¿Eso que sobre sale del saco de Ernest, es un telegrama? ¿Es eso? Oh, no, Dorothy, confía en él. Será algo de negocios. Bien, qué debo ponerme para la dichosa fiesta. Está barriga no permitiría lucirme frente a la dichosa Florence. Pero sí, si es un telegrama. Veamos, sólo para estar segura que no hay problemas. ¡Por Dios! Esa Florence tendrá que ver quién es la mujer de Ernest Young, oh sí tendrá que ver.  Cuándo yo vaya a esa fiesta… ¿Quién es? Llegó Ernest por mi, de acuerdo. Gracias Marie. Será mejor que me tome unos calmantes. Unos cuantos.
 
 

11 de noviembre de 2013

S I B E R I A

Ashe Maree


*NOTA DEL AUTOR: Leerse de corridito. 


Duele el silencio, a lo largo de la llanura dentro de tus dientes,
háblame rápido que el tiempo es liquido y las nubes tienen hambre, esta tarde;
tal vez  me vaya con los fantasmas erráticos y cuadrados
hacia las pirámides y el desierto y la selva y todo lo demás.

Déjame sentado en la cornisa esperando por el secreto y la palabra,
tan cerca de todo en la mira del lobo,
abre las ventanas y las fauces que hace frio, demasiado frio.

Juicio y juez no es lo mismo que juzgador;
ni la luna es de piedra, ni de arena, todo aquello es un invento
de quien tiene el abrigo de piel, las monedas y los hombres de su parte
lustrados besos en los cuellos,
todos contra el mismo que es quien dio la orden;
Sueña despacio mi amor, que él no vendrá,
Él te toco y justo ahora de sal y de polvo de oro son tus manos.

Lluvia de mañana
antes del sol
y del quiebre de las golondrinas
en los matorrales
calles que se vuelven avenidas
y pueblos que se convierten en ciudades
fuego en piedra
me cargaron en hombros
todos aquellos niños
que supieron de lo turbio de mi sangre
pero estaban perdidos
tanto como lo estaba yo
en las alcantarillas
soñé contigo, despacio
te encontré un poco reacia
a saber que los ojos cerrados no son oscuridad
luz apagada
tome mi mano
y la puse en la tuya,
olí a petróleo y corrí antes de que anocheciera
si, por un largo mes anduve buscándote
entre los huecos de tus versos,
en tormentas que se volvieron tragedia
tome el cambio de estación
la subida del calor
y los pedazos de iceberg
entrando por mi nariz
entrando por los huesos rotos
en celos sucios y grises
de mi voz pagada dentro del jarrón
supe bebiste agua tierna
para escupirla por ser muy dulce,
y camine hacia el río
a bendecirle de nuevo
para buscarte un poco de pena
de pena como la que cargo yo.
y los niños perdidos que se volvieron carne
antes de ser encía
toma con cuidado la sangre que se te he dado
que no es como el fango que llevas en tus zapatos
de regreso a las urdimbres
en los años de la furia
cuando éramos amigos y amantes
nada de lo que podríamos ser hoy.

Duele el silencio; en la sonrisa parda, en la caricia del viento
jugueteando con el cabello,
no porque conozcas mi canción tendrías que cantarla
no porque parezca una nota salida de juego tendría que estar fuera de lugar
no porque sepas mi nombre tendría que conocer el tuyo
y no porque digas verdades estas serán mentiras para mi.

9 de noviembre de 2013

heroína

(De Protopoemas sueltos)

Tenía muchos nombres:
    Adilene, Adalmira, Adelei.
Ninguno importó al final.
Su cabello pintado de rojo,
azul o castaño
ocultaba diciendo "miento"
sus rubios centellantes 
color película-alemana.
Probó el alcohol a los trece
y a los diecisiete aspiraba líneas
de nubes,
parpadeaba con la garganta
bocanadas de humo rosa...
lamía estampillas antiguas
en zonas arqueológicas del tiempo.

No debe ser sorpresa,
no debe ser sorpresa
que yazca en el suelo
muerta.
No debe ser sorpresa
decir que fue mi amiga,
que la quise mucho,
que yace en el suelo 
muerta.
No debe ser sorpresa;
arteria hinchada, jeringa empty,
mirada perdida.
No debe ser sorpresa tampoco
imaginarse que un Dios 
que ella jamás halló en la lucidez, 
fue el mismo que la recibió en los cielos
gritándole:
No sufras, eres una heroína.

7 de noviembre de 2013

MDMA para Canija


Iba a decir que en realidad me gustaba,
el norpaisaje que es de cierto arena,
de cierto soledad industrial iluminada
por luces led, neón y espuma morena.

Me circunscribe un dolor, una gangrena;
escucho en el río ruidosas cuencas negras
y vilipendiando los bits minimalistas
tengo amor entre las piernas.

Trepa sobre mí una sensación eléctrica,
sí, había depresión sobre una bañera,
¿Y cuándo traerán las píldoras?
¿Cuándo bajará esta borrachera?

En la noche las caras son feas estelas frías,
la risa sádica, el pseudoamor de las pastillas,
desidia depresiva y lacrimógena la espina
de amar sin esperanza y morirse de por vida.

Iba a decir algo y por alcohol borré penas,
y por tabaco reescribí amargura seca;
me lo callé todo y me sentí como apóstol
sin Dios, como ira sin rabieta.

Esta noche dos pastillas, y la mente enclaustrada,
éxtasis para Canija, y la agonía queda afuera.
Iba a decir sin poder verte de frente: ya corta mis venas,
llévate mi nostalgia, prefiero amar o estar muerta.

Recurro a los artificios, la química es buena,
ve esas luces, ve cuanto amor me inunda,
¿Cuánto calor hace?, mi cuerpo se desnuda,
nada me cansa, nada me abruma…

20 de octubre de 2013

Donde se da el principio



En el silencio del vacío, en la oscuridad de un agujero negro, 
se va formando el primer ser de un lugar que no existe. 
Una reina oscura, una reina blanca, una reina sin nombre.

Esta reina no es buena ni mala, 
pues en su entorno no hay nada.

No podemos ver su rostro ni su cuerpo. 
No podemos saber si en ella la belleza predomina, 
si pudiera pasar desapercibida, 
o de fealdad fuera concebida. 

En su reino no hay castillo, techo o pared,
no los necesita, pues el mundo está a su merced. 
Pero este mundo está vacío, no hay a quien reinar.
Piensa entonces otra vida crear. 

Sentada ahí en el vacío, entre penumbras pensaba,
mientras un pequeño zumbido a su oído molestaba.
Creyó que su mente lo hacía, 
más cuenta se dio que del exterior provenía. 

¿Qué es? Sólo yo existo aquí, o al menos eso creía. 
Como todo era oscuro, sabía que jamás lo vería. 

El zumbido se fue haciendo cada vez más intenso,
hasta que de pronto un estallido iluminó su universo. 
Algo llegó con aquella explosión que la reina ya podía ver,
una gama de colores comenzaban a emerger.
Cuando los vio, se dio cuenta que al fin tendría a quien reinar,
aquél agujero negro que antes no existía, 
ahora estaba por comenzar. 

La reina no volverá a estar sola. 


reina de corazones


¿qué carta vas a jugar?

15 de octubre de 2013

Su Majestad



Mate hombres por tan solo escuchar la voz,
caminé; mirando siempre al suelo
fui un relámpago y un incendio
tan solo para servirle.

Dude de las palabras de mi Señor,
temí por las lágrimas derramadas,
fui un niño jugando con sus manos
haciendo sombras.

El único que apremia cuando se vence
es quien fue liberado del peso de la búsqueda
de la misma victoria.

Vi demonios ante mi puerta,
escuche fantasmas persiguiéndome,
hui hacia el norte para terminar abrazado
de lo olvidado.

Enferme al séptimo día al ritmo de la quimera,
de alguna forma
me cure para volver a enfermarme.

Alguna vez pude partir el aire con una navaja,
alguna otra pude estar con la frente en alto,
le mire a los ojos, y estaba allí,
tan despreciable.

Su Majestad, quizás de las tierras bajas,
con su reino de polvo
y sus murallas rotas.

Si, quizás perdí
pero volvería a hacerlo
con tal de mirarle.

12 de octubre de 2013

Cruzadas


"Tu pulgar e índice: 
Vértice de tijeras. 
Costurera y reina de rameras" 
 Enjambre


Quiero fundirme en ti, Reina Blanca. Cruzar el mundo hasta tu castillo, asesinar uno a uno a tu ejército, tu clero, tu batallón, tu marido.
Quiero dormir a tu lado, Reina Blanca.
Déjame...
déjame cruzar el Río que divide tu reino del mío, tocar la esquina de tu mundo... entonces daré brincos, seré coronado falsamente, me infiltraré en tus dominios y saldré victorioso.
Quiero fundirme en ti, Reina Blanca, no importa a cuántos mate para estar contigo, no importa cuánto diga, cuánto quiera, cáanto busque, no importa cuántas leyes, ni decretos, ni edictos, ni tradiciones rompa, no importa que sueñe, aunque solo sea un peón y tú la pieza más poderosa del omnipotente reino de enfrente.

10 de octubre de 2013

La reina del silencio


"Y hay tanta adolescencia apresurada
y tanta soledad arrepentida"
Carlos Barosela- Tu nombre en la arena.

Ella se levantó. Eximió de su tristeza dos blancas lagrimas que recorrieron los anchos caminos de su ausencia hacia los carrillos de su boca, en ese entonces su boca dibujaba una línea firme y fina, corta y dolorosa. El cuerpo le pesaba y su alma boqueaba en ese punto de fusión entre creer que lo que se vive no vale la pena. Se talló lentamente los ojos, arrastró sus uñas hacia sus mejillas quitándose toda la pereza acumulada en los desvelos de este mes. Su rostro giró buscando esa pequeña caratula plástica que anunciaba el despunte del albor, grandes letras rojas: cinco y treinta. Apartó la mirada del reloj y tomó su toalla y su bata, la ducha fue algo no menos que un regocijo de penas; lo saben todas las mujeres que alguna vez se han bañado con el agua fría y la mente llena de olvido.

Verse al espejo, sentir cada extremidad, cada pliegue y cada corpúsculo y pensar qué dulce fuego apagará nuestro corazón; verse y sentirse como el mismo fragmento de la nada, mirarse profundamente tratando de remediar quebrantos con el reflejo de lo que un día uno fue. Lo cierto es que una vez bajo la regadera, bajo la miseria de su cuerpo deshecho, desventurada bajo el chorro de agua que cae del pedazo metálico y oxidado de su regadera, su alma se encoje por dentro y apenas indecible ese misterio que resulta de una experiencia terrible, lejos de convertirse en un eco audible a cualquier distancia, se convierte en un espantoso silencio. Ella, por supuesto, era la reina de los silencios. 

Fuera de la regadera, una vez vestida y que miró en su habitación el tiradero que imperaba desde hace semanas, cerró la puerta y bajó las escaleras con sumo cuidado -la última vez había resbalado ahí y el resultado inmediato fue un enorme hematoma y 500 mg de paracetamol porque no había nada más- pensó tal vez en hacerse el desayuno... pero no sentía el menor apetito, ergo no sentía nada ni siquiera allende a sí misma. Salió de su casa, manejó mientras el sol aún no se asomaba, en la radio escuchaba a Dustin O'Halloran y un tango soplaba fragmentos de nostalgia y de llovizna desde su MP3 conectado a la entrada de USB. Su boca seguía siendo una línea dura y firme que no se inmutaba ante nada, no se inmutaba por la salud mental de las víctimas de guerra, no se inmutaba por la muchacha que fue agredida y cuyos violadores salieron al día siguiente, no sentía el menor rasgo de empatía o regocijo por el premio nobel de literatura entregado a su escritora favorita y ciertamente esto y otras cosas no tenían valor.

Sólo caminó hacia el edificio a través de la universidad luego de esperar unos minutos callada frente al volante en el estacionamiento que mayormente se encontraba vacío; se sentó en el extremo del salón, abrió el portátil y la música melodiosa del minueto rasgó un estrecho de ese silencio, ella lucía bella como siempre, lucía dulce, cándida y feliz, sus ojos comunicaban una infinita inocencia y en sus labios una sonrisa hacía de antifaz a su pesar... pronto el momento llegó, el profesor de una clase tan rumiante, fatigante y fútil que alzando la voz así, en sus reclamos pronunció - ¿qué harías si yo fuera tu padre y te dijera después de que reprobaste cinco veces el examen nacional que qué vas a hacer ahora? ¡Dime qué harás, porque no puedes hacer otra cosa!-  el impacto de aquella pregunta no residía en si pasaría el examen, tampoco se encontraba en lo que haría si después de tanto tiempo y dinero invertido no lograba consumar su carrera; el golpe seco y que finalmente rompió su silencio radicó en cuatro palabras "Si yo fuera tu padre". Su rostro a mitad de esta pregunta se desencajó, una mueca interrumpió esa línea firme y aparentemente incorruptible. La mayor parte del salón guardó silencio, la mayor parte sabía que esa pregunta había sido el colmo de lo apenas tolerable de ese profesor, aún cuando no fue su culpa implementar el rasgo paterno a la pregunta, la mayor parte del salón la vio retirarse, pararse en la orilla del escalón más alto, ver hacia un punto no fijo por las tres ventanas rectangulares y bajar lentamente los escalones hasta la planta baja, visiblemente ella lloraba. La mayoría sabía que hace poco había fallecido su padre... 

28 de septiembre de 2013

El día de la primera lunalización



La Federación Galáctica anunció a los terrícolas que si no arreglaban su mundo, tendrían que destruirlo, ya que no lograba ser compatible con el resto de los planetas en la Galaxia. Era el planeta Tierra el único que no contaba con un representante en la Federación, pues estaban muy atrasados en su espiritualidad y conciencia, aún no podían entender ni su propia existencia.

Finalmente se llegó el día y sólo unos pocos lograron explotar su potencial; desarrollando habilidades psíquicas, una conciencia mayor, y un entorno donde la armonía y el amor predomina.

La Tierra fue destruida, y al estar preparados para vivir en este nuevo entorno, nuestros ancestros fueron salvados por aquella enorme nave de seres lunares.

Viajaron a la velocidad de la luz, rompieron las barreras del tiempo y espacio, de todo lo conocido por el hombre.

Aquí nada es como se conocía en la Tierra. Aquí existen unos gatos gigantes que son muy venerados, pues son las almas más viejas del conocimiento universal, y los guardianes de la Luna. Han estado y estarán aquí por toda la eternidad.

En lo profundo de sus ojos puedes ver las diferentes galaxias que hay, pero llevan siempre puestos unos enormes lentes oscuros, que en realidad son agujeros negros; y si estás capacitado, te dejarán viajar a través de ellos.

Las nuevas generaciones, quienes somos ahora mestizos, desde que nacemos tenemos capacidades que sólo los ancestros de la Tierra, con mucho esfuerzo y dedicación lograron desarrollar. Podemos pasar fácilmente de una dimensión a otra cuando lo deseamos, somos eternos, el tiempo es infinito.

Nuestras almas viajan a cualquier lugar; podemos decidir cuando dejar el cuerpo y ser simplemente conciencia pura. Para nosotros nada es complicado y mucho menos imposible, tú decides qué quieres hacer y hasta dónde quieres llegar.

Sin embargo, nosotros no conocímos a la gente de la Tierra que pereció, no entendemos cómo pudieron ser tan inconcientes, retrasados y malvados. Realmente no es creíble que nuestros ancestros hayan provenido de un lugar así.

Por eso cada año celebran el día en que llegaron a la Luna y nos cuentan esta historia, para recordarnos de dónde venimos, contarnos cómo fue la Tierra y la gente que vivió ahí; tanto lo bueno como lo malo que existió en ese lugar. Y de cómo su evolución, los llevó a la salvación, creando así esta nueva lunalización.

24 de septiembre de 2013

El día del Corazón Roto

Cuentan que en México el 4 de junio, las personas con el corazón roto, hacen una caminata a lo largo del desamor; todas llevan una vela encendida, para que exista luz y consuelo mientras las heridas sanan.

Cada año llegan personas nuevas, otras nunca faltan y poco a poco otras dejan de asistir.


Justo a la media noche después de haber caminado juntas, se obsequian miel con canela para endulzarse el alma y así olvidar un poco esa pena, la pena de perder a su gran amor…





-JPS-

22 de septiembre de 2013

El día del cielo rosa


Hoy la república mexicana de norte a sur se prepara hacia las 12 del medio día para saborear lo que año con año niños chimuelos esperan con ansias y diabeticos azucarados temen. El día del cielo rosa. Algodoneros de todos los estados se alistan para encender sus dulces maquinas y dejar volar el algodón de azúcar a la deriva. Se venden redecillas para atrapar el algodón, incluso se vende algodón de azúcar hoy que es gratis! hoy que invadirá nuestro país endulzando cada rincón.
Recuerden usar sus lentes protectores los ojos irritados abundan este día, también recuerden no recoger el algodón que ya cayó al piso mamas vigilen a sus hijos este día de fiesta, pero sobre todo recuerden disfrutar hoy, coman lo mas que puedan endulcen su vida por que hoy amigos míos la vida pinta color rosa, mañana quien sabe.

18 de septiembre de 2013

2 minutos



En 1984 de George Orwell existen los dos minutos de la ira, esto es en el régimen en donde se le enseña a uno a odiar a los traidores y enemigos del Estado.

A últimas fechas nuestro país es víctima de su propia mediocridad, se acusa y se señala al ladrón, al narco, al bully y al Estado. No quiero que esto suene como comercial de Coca Cola en donde el simple cambio de una persona moviliza un bloque socio cultural, sino que nuestra sociedad enferma se ha acostumbrado a vivir de esa manera: el conformismo no es porque a uno le guste vivir en pésimas condiciones, sino que no hay de otra en un país que no permite el progreso de su misma gente, y el progreso no nos lo dará la educación si no hay acceso a buenos trabajos o desarrollo profesionales (cuestión que pasa en Cuba por ejemplo, con los mejores médicos de América Latina), o las revoluciones de conciencia que terminan por imponer otros pensamientos. Se habla de pluralidad de parte de una izquierda igualmente de totalitaria que la derecha. 

La revolución no nace de un puñado de personas enojadas ni de una gota que derrame un vaso, o que se gestione en Facebook o Twitter, no se gesta en la mente de los líderes salvadores (que luego se termina como en Egipto dando golpes de Estado cada 15 días o en República del Congo en el estado paramilitar eterno) sino en la vida cotidiana, en su trabajo diario, en su ir a la escuela.

Celebre que puede pensar y expresarse. Todos los días. Compartalo con la vecina aunque no le escuche. Compartalo con quien piensa lo opuesto que usted porque así se construye el conocimiento, la realidad, el lenguaje; de la diferencia se llega a los acuerdos. La mejor manera de boicotear al sistema es teniendo comunicación. No sea cerrado, escuche inclusive a quien odie. Sea ateo pero deje rezar. Crea en su Dios pero deje a quien cree en el libre albedrío. Sea de izquierda pero deje a la derecha, porque no haber esta usted estaría centralizado y entonces ejercería lo que no quiere. Si es de derecha entienda que hay más alternativas que la suya.

Haga acuerdos. llegué a empoderar su circulo cercano y cuando menos se de cuenta estará haciendo historia, el cambio viene a través de encontrar la diferencia y no hacerla igualdad, sino de hacer una solo visión a partir de las aristas existentes, no queremos más sectarismo y fragmentación de movimientos y pensamientos que buscamos el mismo fin. La unidad no es creer todos en lo mismo, sino tratar de buscar el beneficio de los más.

Grite si no lo escuchan, camine, platique, corra, sientese si puede, parase cuando lo crea. Tomese por lo menos dos minutos al día para hacer su pequeña revolución cotidiana.

No hay mejor manera de celebrar a la patria. Y verá que de esa manera aquellos hijos de puta en el poder caerán.

17 de septiembre de 2013

Feliz feliz cumpleaños



Hoy es el cumpleaños de nuestra más reciente colaboradora, Laura. Ella nos contactó a finales del verano con la inquietud de escribir para la Luna y su Ombligo quincenalmente.
Aún no la conocen bien, al final de este tema, ella se presentará con otro escrito.

Para los que ya la han leído, pueden encontrar su primer colaboración llamada "Nube 4" en este blog.

De parte del staff de La Luna y su Ombligo, le damos un fuerte abrazo y muchísimas felicidades.


Acá su blog:

http://missecretosehistorias.blogspot.mx/

16 de septiembre de 2013

Día del narco

Vaca comida - Geroca   (http://el-blog-de-geroca.blogspot.mx/)


13 de Enero de 2031:

Chamarra rompevientos color caqui, cachucha de visera plana. Zapatitos bien boleados. Doña Martinica para finalizar, colocó con plumón negro sombra de barba en la cara de su hijo Esaí. Estaban casi listos para ir a la escuela, sólo faltaba desayunar.
Era lunes y después de los honores a la bandera, los alumnos destacados del salón 4to B representarían y conmemorarían la heroica fuga del Penal de Puente Grande.
-¿Cómo me veo, mamá?
-Te ves hermoso, hijo mío... eres el mejor de los narcotraficantes.

Ese día, un noticiero matutino repitió de manera inconsciente la frase trunca: Hoy amaneció nublado...


14 de septiembre de 2013

La noche de las luminarias led

Aquella noche vi una sombra indiferente cruzando el marco de la puerta a punto de tocar mis pies, la iluminación la proporcionaban unas pobres luminarias led que parpadeaban dentro del sanitario en el que me había enclaustrado; la tradición no es sin más que seguir una especie de pasos con un fin que nunca se concreta, porque allá afuera buscaban a las de mi edad, a todas ellas, altas, bellas, gordas, mugrientas, de la familia más rica, de la familia más hambrienta y suponía en algunos casos para estas últimas un canto de alivio cuando no lograban sobrevivir a estas fechas conmemorativas. 

La tambora se oía a lo lejos, los gritos de los hombres del pueblo llamaba por la siguiente y la siguiente, un sonido estridente se oía entre la multitud de diálogos; afuera una mujer morena y grande sin un brazo atendía un establecimiento de aperitivos, ella, la recuerdo, solía cuidarme desde que tenía ese muñón en el brazo derecho con sus 16 abriles y ahora es una fea cicatriz hipotrofiada que parte la mitad de su brazo de cuarenta inviernos. Hace frío soy consciente del clima exterior porque a través de la rendija de la ventana se va colando septiembre ligero y alondrado. Me cubro los oídos, el sonido se repite y se repite, alguien afuera ha gritado, la voz es un sonoro quebranto.
- La han despojado, de todo lo que tiene la han despojado...- las voces se suman, hasta que la voz primaria se pierde en las risas y el choque de latas a las afueras de esta habitación. 
- ¿Dónde está la hija de los Delgado? ¿Alguien la vio?- Me quedo quieta, como si no mover ni mis ojos me hiciera desaparecer en los muros de ese sucio lugar, me toco el rostro con las manos, me doy cuenta que estoy conteniendo el aire muy profundo, que mis lagrimas son caminos de sal deslizados sobre la comisura de mis labios.
- ¡Dónde chingados está la hija de los Delgado!- Ahogo un gemido, la voz ha gritado frente a la puerta, mis piernas se han encogido alrededor de mis brazos, hundo la cabeza en las rodillas, alguien está tocando levemente la puerta.

Es mi turno seguramente... pero no me atrevo a salir, no me interesa seguir una tradición tan absurda, ¡Dios quién lo permitiría siquiera!; este pueblo entre muchos otros tiene una celebración que no cabe todavía dentro de mi comprensión, y no creo que haya algo lo suficientemente fuerte para celebrarla pero las mujeres la recordamos, es una vieja leyenda perteneciente al libro de las palabras salvajes, la tradición oral la ha extendido a los pueblos de la baja costa y de las altiplanicies ponientes, consiste en llanamente cercenar el brazo de la mujer a las 16, tradición que sólo se explica para que la mujer comprenda su necesidad y el suplicio que es no tener una pareja masculina al lado. ¿Debería salir?...
Afuera todo suena más enardecido, los golpes son más fuertes no provocados por la mano sino por instrumentos de los mismos pobladores, y no acabo de entender y comprender por qué es tan necesario.  Están entrando... lucen felices pese a que la celebración sólo es una fiesta encarnizada que termina con una hoguera de brazos mutilados... 





8 de septiembre de 2013

LA NUBE 4



Durante el día me atormenta la idea de que no estés a mi lado. 
De no poderte ver a los ojos, de tomar tu mano, darte un abrazo. Besar tus labios. 

Me cuesta trabajo mantenerte lejos de mi mente, me cuesta pensar en la idea de no tenerte. 
Pero todo el día estás ahí, alrededor de mí. 
Vas y vienes en silencio, me miras a veces, otras no. 
En ocasiones me hablas, la mayoría del tiempo no. 

Termina el día laboral y tomo el camino más corto a casa, pero manejo despacio, pensando. 
Ese único momento de absoluta soledad, en la que no estás ahí. Pero te pienso. 
Pienso una y otra vez en porqué no te tengo. Porqué nos separa el destino. 
¡Por qué, por qué, por qué!

Llego a casa para terminar mi rutina diaria. Voy a la cocina, me preparo algo de cenar; 
lavo mis dientes, me desmaquillo, me pongo pijama, me acuesto en la cama. 
Veo algo de televisión y me voy a dormir. 

Ese anhelado momento de irme a dormir. 
Es lo que espero todo el día para encontrarte al fin. 
Me dijiste que siempre, sin importar lo que pasara, nos encontraríamos en nuestros sueños. 
En la nube 4, por Picadilli, pasando la torre de la reina, a la vuelta del oxxo. 

Sabes que sueño con conocer esa ciudad, así que elegiste una nube en el cielo para recrear ahí nuestro pedacito de Londres, donde tendríamos nuestras citas cada noche. 

Entonces ahí te puedo ver, sonreír, me sonríes también. 
Te puedo abrazar, besar. Hablar toda la noche.
Podemos hacer lo que queramos sin que nadie ni nada se interponga entre nosotros.
En la nube 4 estamos juntos, sólo tú y yo. 

2 de septiembre de 2013

Filtros.




Llevo idas y días sin salir de está casa que dejo de ser hogar hace igual de tiempo. Mi madre se fue por voluntad propia al asilo de la ciudad, mis hermanos no la visitan nunca, ni me visitan a mi tampoco. Tienen miedo y no sé de qué. Cuando salgo todos me ignoran, nada de lo que fui en mis tiempos de juventud, por eso prefiero no salir. En cambio cuento y anoto en una libreta las capas de polvo que se van acumulando en los pocos muebles que me dejaron. La casa tiene planta baja y primer piso, pintada de lavanda deslavado y ramas que se dejaron crecer en las paredes exteriores. Todo cruje y huele a viejo, es mi lugar. Lugar inexistente, temido, vacío del alma y la estructura. A veces visito a mi madre por las noches, me habla pero no me mira, ni me contesta. Y llora, llora mucho pero nunca entiendo porque. Hace una semana vino Jacinto con otros hombres que no conozco, se tapaban las narices con un trapo porque el polvo era mucho. Jacinto tampoco me miraba, ni escuchaba mis suplicas, iban a vender la casa. El lugar inexistente sólo mío, enfurecí: azote todo lo que encontré a mi paso, quería que me escucharán, que dejaran de ignorarme, golpee a mi hermano con el jarrón de las flores secas. Todos salieron corriendo con sus caras pálidas hacia la calle, todos excepto mi hermano, con la cabeza ensangrentada empezó a maldecir: "Maldita seas, Rosario. Maldita por asfixiar a padre y matarte en estas paredes después. Maldijo este lugar también y a madre y todos."


.
   


Mi madre se mudo conmigo de nuevo a casa. Los niños la molestan porque piensan que está loca, porque habla conmigo. Sigue sin escucharme pero ya creamos una comunicación nueva. Adoro a mi madre.
Todavía no sabemos porque mi padre huyo de este lugar.

31 de agosto de 2013

La Pálida Luna



Tendré quince años
En los brazos del sonido y el ruido,
Caí en cada noche
Rendido ante el muro y las tormentas en Júpiter:
Girando en el polvo
Y los juicios y los sentimientos y el dolor y la pálida luna asomándose.

Encontré a mi mujer haciendo plegarias
De rodillas junto a mi lecho
Ella estaba llorando y gimiendo
Y yo tan calladito;
Como si no pudiera reconocerle
En sus ojos quebrados ante la vida
Me puse de pie y salí de allí
En la oscura madrugada.

Pude ver a mi padre de pie en el jardín
Y a mi madre allí también,
Jugaban con los grillos y la hierba
Como cuando aún no existía yo;
Y fui con ellos a jugar
Y a ver todo lo que se había perdido
Después de todo
Estoy en donde tendría que estar.

29 de agosto de 2013

Ele Ese De ergüeis [Intratexto]

Imagen: Revista Esnob

Estimado usuario, LSD Airways
interesado en su comodidad,
este verano le ofrece
viajes desde Comala
Macondo en un Boeing 767
o a Yoknapatawpha en avioneta
a un precio que no podrá rechazar.

Viaje a otro país con sólo un click.

(Promoción válida hasta agotar clarividencia.
Aplican alucinaciones. 
Esta aerolínea está libre de discriminación racial.
Come frutas y literatura)


27 de agosto de 2013

Al pie de mi medio siglo


"...François Hollande est né le 12 août 1954 dans une famille conservatrice de la bourgeoisie rouennaise...The Kilauea volcano has been erupting since 1983. Andy Jarosz walks in its shadow and witnesses one of nature's most remarkable exhibitions..." 


- Deja de cambiarle.

"...La intervención internacional durante la guerra de Kosovo ocurrió hace ya casi 15 años y, sin embargo, últimamente ha vuelto a mencionarse por cuenta del conflicto en otro rincón del mundo: Siria. Tras las denuncias de un ataque con armas químicas en el este de la capital siria, Damasco, algunos han señalado que los bombardeos de la Organización..."

- No te quejes, me interesa todo lo que ocurre afuera.

"...El “Misterio” de Cristo. Un secreto revelado. Hay una palabra en el Nuevo Testamento que es casi exclusiva de San Pablo..."

- Afuera a nadie le importas- inquiere visiblemente ese molesto hombre lleno de infiernos.

Las fortalezas marinas resultan ser un aprisionamiento muy pobre, tal vez si las Maunsell en la calle cálida Támesis y la frígida de Mersey no fueran tan solitarias yo no me sentiría tan abandonada en medio de ningún lugar. Peter Gögge me mira indiferente mientras giro la perilla polvorienta de una Radio Zonda 70's de transistores modelo Preludio, burlónamente le dirijo una mirada pomposa y decide marcharse cerrando detrás de sí, una puerta mohosa en la construcción de hormigón. Las fortificaciones van cediendo a un tiempo que desconozco, en medio de la nada es difícil tener noción de lo que ya existe y de lo que no; algo que sin duda molesta a Gögge que insiste en decirme que la radio está trastocada y que yo vivo de las alucinaciones auditivas que me provocan estos aleteos de insomnio, sólo porque los hechos relatados en la radio son los mismos en el itinerario continuo y repetitivo sobre sucesos descritos hace 50 años. Parece que vuelve. No. Sólo se ha quedado estático, su sombra asoma entre las luces que se cuelan como cuchillas dibujando su silueta oscura detrás de una ventana podrida, está ahí mirándome seguro de que soy la mayor idiota. Lo ignoro y sigo buscando algo nuevo. Afuera el agua salada no ha dejado de oler a azufre o pescado echado a perder, la madera incluso se ha impregnado de esa saladez tan negra y roja, la radio sigue narrando los sucesos cada vez más cercanos al día de hoy en pleno monopolio de la BBC. Medito, tomo en mi cabello un lápiz, me dirijo hacia el interior de la fortaleza y tomo conmigo la radio en espera de que este loco no se desquicie, la tome y la destruya.

"Interrumpimos esta transmisión para traerles un boletín especial... científicos esperan obtener una vacuna que resista la patogenicidad de...el contagio ha diezmado la población alemana en 300,000 desde que..." 

- ¡Maldita sea estática estúpida!- Respiro hondo, Peter Gögge ha estado callado las últimas dos horas, seguro ha tenido un viaje tan pesado como para dormir así.

"Alemania ha perdido todo contacto con el portador 0... no determinan el éxito de la farmacopea...Peter Gögge líder interino de Laboratorios Dritch ha desaparecido..."
- Peter, ¿Peter?

A veces siento que es muy poco de lo que recuerdo...

"...Holanda ha puesto en cuarentena al 90% de su comunidad... Inglaterra se prepara ante la propagación aérea cancelando todos los vuelos, comenta la aerolínea inglesa British Airways... no se han obtenido resultados favorables en experimentación..."

Afuera el cielo no ha cambiado, está tan nublado que es difícil distinguir si es de día o de tarde, es horrible, tengo sed y tengo hambre. Peter se ha sentado al borde de la fortaleza con una soga en las manos, ¿qué estará tramando?, tomo uno de los impermeables amarillos del viejo armario tono crema y azul índigo e imito su posición. Me mira con el rostro cincelado en piedra y me señalada con su mano mugrosa y descamada las aguas que flotan bajo sus pies colgantes.

-¿Qué quieres que vea, es sólo agua?- miro hacia abajo... sí, es sólo agua, sólo cuerpos flotando con eritemas y manchas púrpuras, pero ya llevan ahí 50 años flotando en el Támesis, muertos que no son transportados en una barca como sería en el Aqueronte- Peter ¿cuando se hará de noche?- no se inmuta en contestarme y sigue señalando los cuerpos que ya se han movido cerca de los antiaéreos, miro con más detenimiento...

"...Reino Unido incapaz de deshacerse de los cadáveres que ha dejado el implacable virus Zyrus, ha decidido vaciar los cuerpos que ya inundan el río Mersey cerca de Liverpool y el Tamesis cerca de Londres..." Estática "...Imagine me and you, i do, i think about you day and night, it's only right, to think about the girl you love and hold her tight, so happy together..." Se cruzaron las señales "...La población mundial se ha diezmado al 10% informa la ONU... fracaso al localizar el gen que hace tan virulento al virus Zyrus..."

Miro de nuevo como ha indicado Peter antes de que me distrajera la canción de Turtles, me acerco al agua... tiene razón... todos los cuerpos en el agua salada... han abierto los ojos...

14 de julio de 2013

Detrás de las hojas está Mejía



Hace ya tanto tiempo, en la Huasteca Hidalguense ahí en el monte va el arriero. Mejía era su apellido y así se le conocía.
Humilde arriero, frijoles, chile y tortillas no hay mejor comida para Mejía
Arriero y padre, trabajaba para él, su hijo huérfano de madre.
Allá en el monte detrás de las hojas va Mejía a lado de su mula transportando caoba y cafetos.
Allá en el monte se le vio por última vez.
Ni su sombrero cornado ni su mula compañera se encontraron; desapareció entre las hojas, en el monte, en la vereda.

Y algunos lo siguen viendo. –ahí, detrás de las hojas esta Mejía.

9 de julio de 2013

Lucio



Fue en octubre bajo el lecho de una copiosa tormenta que Lucio nació. Su madre era una mujer que paria por undécima ocasión. Su padre perdía la vida en el momento que el daba la primer bocanada de aire fuera del útero. En días de un Veracruz salvaje en dónde los lugartenientes se pelean las tierras liberadas en la Revolución; todo es caos, locura y ambición. Y realmente se tenía que ser ambicioso para nacer en tiempos así.


De su infancia no se sabe mucho, solo los siguientes detalles que son meros rumores:

1.- Mato a su hermano mayor accidentalmente al empujarle hacia un embravecido río Jamapa, por un mango que le había robado de su mano izquierda.

2.- Trabajo para un pederasta durante 10 años, nadie sabe si fue abusado.

3.- Su madre, implacable mujer, logro romperle un brazo con un tronco de tamarindo por haberle desobedecido y haber tenido amoríos con un cerdo.

4.- La primera vez que probó alcohol fue porque una prostituta del centro del pueblo lo emborracho para poder enseñarle a dar placer, bajo orden de su hermanastro Anastacio. Lucio tenía 12 años.

5.- El día que huyo, a los 15, intento robar un caballo. Lo montó y el animal acudió a beber agua a una cubeta. Murió ahogado con su propia lengua. Lucio huyó a pie. No se sabe por qué salió corriendo.

Un día la madre de Lucio, Rosa, murió a causa de un infarto. El día del entierro llego Lucio, ahora de 25 años, vestido elegantemente y con un ramo de rosas rojas y blancas. Todo mundo estaba impávido, ya que él estaba poco reconocible.

Puso las flores en la tumba y comenzó a llover.

“Siempre agua, siempre muerte” pensó para sí.

Del otro lado del panteón apareció un inmenso toro negro y se acercó lentamente a la tumba en dónde aún estaba hincado Lucio. Era el toro con los ojos más bonitos del mundo, tiernos y húmedos. Una vez frente a él, Lucio comenzó a gritar despavorido y al intentar correr lo único que pudo hacer fue llevarse la mano a su pecho. Murió allí.

El toro dio media vuelta y tras un árbol simplemente desapareció.

Ahora, 50 años después se ha encontrado una hoja de papel abandonada dentro de una caja fuerte con cientos de monedas de oro en una casa en dónde supuestamente vivía Lucio, en Paso del Toro.

La nota dice en letra malísima: “No debe tocarse este oro, es malo como el hombre que me lo dio”


Toda ambición es agua, toda agua es torrente, todo torrente es sangre, toda sangre es muerte.

Toda muerte es vida, toda vida es agua.

7 de julio de 2013

Beatriz "La Rosa Púrpura" Gómez

Beatriz de Suabia [Biografía Ficticia]

Beatriz Jezabel Gómez Saussure (Tatahuitalpan, Tabasco -ahora conocido como Balancán de Domínguez- 1892-1929)

Fue una poeta disipada y neodistópica, nacida en Tatahuitalpan región del señorío maya Acalán que se convirtió décadas después en Balancán de Domínguez en honor a un coronel muerto en el combate de la revolución constitucionalista. Concebida en el seno de una familia pagana, fue hija de una lingüista suiza y un bastión del último Delahuertista en México; recibió una esmerada educación en francés, latín, pintura, armas y sobre todo reformismo burgués. Su depresión clínica y su contrastante aire de positivismo fraudulento le valió muchas amistades que usó de pie hacia sus ansías de libertad y sus tesis postnihilistas contratradicionalistas desde sus estudios.

A la edad de 14 años su influencia literaria se vio modificada cuando su padre, un general de filiación revolucionaria con Adolfo de la Huerta, fuera capturado y conducido al puerto de Frontera, asesinado en el rancho "Niebla y Lebrija" y posteriormente su cuerpo fuera expuesto en ese mismo puerto; la imagen del cuerpo putrefacto de su padre determinó y cambió su conducta romántica europea por una crisis depresiva que la llevó a pintar los 40 cuadros presurrealistas de los cuáles sólo existen en exhibición 3 y se consideran hoy en día un material delicado que sólo algunos exclusivamente pueden llegar a ver por un contenido fuerte de melancolía e ira, qué quienes juran haberlos visto dicen haber llorado por días hasta secar la cuenca de sus ojos.

A la edad de 15 contrajo un matrimonio arreglado, entre su madre y una partera de Suiza, con el pintor dadaísta Ferdinand Suabia, de quién nunca se enamoró y vivió un matrimonio infructuoso por 3 años hasta que un ajuste de cuentas de los Benemarinos de Fez, mafia a la que nunca pagó el valor del material de sus cuadros, le costara un ojo y una mano. El vicio del alcohol, el tabaquismo y altas dosis de violencia hicieron que su matrimonio fuera disoluto.

A la edad de 17 se encontraba contrayendo nuevas nupcias, era prometida de un aviador militar llamado Arnaud Couvier, quién falleció un día antes de la boda en el campo de batalla durante el rescate de un político francés, mientras ella se encontraba planeando un escape con su amante, un decadente ecologista italiano, Lui Anatti; a quién finalmente también dejó de frecuentar. Su autonomía, rebeldía y sus crisis depresivas la llevaron a olvidar el concepto matrimonial para dedicarse exclusivamente a la poesía y la literatura; a los 21 se encontraba estudiando en la Universidad de Guadalajara Elegíaca.

A los 22 decide estudiar la carrera de medicina a la par, convencida de que su función podría ir más allá de sus propios deseos. Así entra a la Real y Pontificia Universidad de México con excelentes resultados a la prueba de admisión, al mismo tiempo que no se olvidaba de su mayor pasión, escribiendo tratados, retratos literarios, reseñas, poemas y versos en prosa con temática evtushenkoviana de quién era fanática fiel y mayor crítica.

Escribió cerca de 200 poemas siendo de los más recitados en las olvidadas tabernas hard-core, "Epicuro y Dvorak", "Elegía a Paco Pil", "Somera muerte", "Melancolía, melasma y miocardio" entre otros. Actualmente se desconoce el destino de todos los textos que ha escrito, ya que según cuenta la leyenda alrededor de Beatriz; una noche de regreso hacia su departamento mientras llegaba de un examen de la nosología algíaca, se encontró con una mujer manca y jorobada con la que chocó y los papeles que llevaba con ella fueron esparcidos. En el estrés del momento soltó improperios tan crueles a esta misma mujer, que siendo una bruja y curandera de la región, le soltó una maldición al arrancarle un mechón de su cabello castaño oscuro.

Al poco tiempo Beatriz Jezabel se enfermaba con frecuencia, hasta el punto de que perdió todo control de sus manos con lo cuál no pudo seguir estudiando medicina ni seguir redactado su poesía. En el ápice de la desesperación y el nadir de su infelicidad se colocó frente a la cascada más alta del pueblo y en medio de la oscuridad se volteó con todos sus trabajos hechos una pila tan pesada, que al lanzarse amarrada a ellos se ahogó, toda tinta en ellos se borró, y lo poco que se conserva de sus trabajos son descripciones o representaciones apenas símiles de pocas palabras rescatadas de las memorias de sus seguidores. Su cuerpo se encontró días después flotando en los extremos del río mesopotámico de Balancán, azul, pálido, frío e irremediablemente triste.

Algunos autores, los más doctos, hablan de ella como la poeta maldita o la rosa púrpura. Ya que la última vez que fue vista viva, llevaba un vestido típico de la región con un bordado de rosas púrpuras en toda la falda.

Jamás recibió entierro en tierra santa por el carácter de su muerte, el suicidio en esos tiempos no podía velarse, recibir funeral oficiado, ni entierro. Su mejor amigo, entonces cantautor sevillano famoso de la época, Santiago Hierro, quién también era miembro de la llamada generación de la posguerra, caracterizado por su subjetividad lírica e intimista; se ofreció a llevar los restos hasta España donde fue enterrada en el patio del propio músico bajo miles de rosales que año con año visitan los "Gomesanos" en el aniversario de su muerte, recitando poemas de su autoría frente a una cruz de mármol con el siguiente epitafio.

"Nunca perseguí la gloria,
nunca perseguí el amor,
la felicidad era bienvenida,
por la puerta en me iba yo."



5 de julio de 2013

Lucio Deltoya [Biografía ficticia]

Lucio Alfredo Catulo Deltoya Núñez Echipirawe (Circa 1783- 1816)

Lucio Deltoya fue un poeta en el Chihuahua Novohispano, nació en La Nueva Vizcaya (actualmente Durango), en lo que hoy es Cuencamé. Provenía de una familia de vascos y por orígenes maternos tenía ascendencia huichola.
Aproximadamente a sus diecinueve años se fue a estudiar a la Universidad de México, Retórica, de donde desertó para viajar a la Sierra Tarahumara.  Durante su estancia de tres años en la capital, formó parte de el grupo intelectual Indigenista "Atl".
Allí escribió "Canciones del viejo sol" y "Las montañas". Después de una crisis económica, desertó de la Universidad y se mudó a la Sierra Rarámuri. Allí residió hasta el resto de sus años.
De su obra no queda ningún escrito ni copia, pero en el archivo del Estado de Chihuahua, se encuentran varios testimonios en los que se habla que Lucio apoyó a la causa independista, en un levantamiento en armas de la ciudad de Napagaraké, en donde venció al ejército realista del Comandante Genaro Lach¨ Guam. En tradición oral, se cuenta que Lucio le escribía a las costumbres indígenas, mostraba afición por la cultura rarámuri, más aún que la de sus mismos orígenes huicholes.
Contrajo matrimonio con una artesana huichola, cerca de Parral, tuvieron once hijos.
Murió en el año 1816, cayendo de un barranco en los adentros de la Sierra. Su cuerpo fue recuperado quince años después y el barranco bautizado como la Curva de Lucio.

23 de junio de 2013

Así

Mesa de trabajo en maquila.

Así
Hasta los defectos
Contigo, sin mí, ausente.
En silencio, en el bullicio
Taciturno y cansado
Indiferente y atento
En mis insomnios eternos
En páginas de libros sin o por leer
En canciones sin escuchar
y todas las que escuche...
Ni mejor ni peor
Ni más ni menos
Pero si diferente que como cualquiera

Así, te quise y te quiero a pesar del tiempo
Hasta doler
Hasta reír
Hasta el orgullo
Hasta llorar
Deseándote a las 11:11 a ti o a tu felicidad
Así te quise y te quiero a pesar del adiós

A ti mi voz de cuenta cuentos
Así te quise y te quiero
Libre, siendo tú
y no mío por fuerza.

Por Lillium   Automne 

19 de junio de 2013

Te Lo Escribí En Una Hoja A Ver Si Así Te Queda Claro


































"Conté una por una las hojas de aquel árbol
y tanta son sus hojas como las ganas de quererte, 
tantas son mis ganas de besarte.
Te lo he dicho varias veces 
pero espero que hoy te quede claro
yo solo quiero quererte."

17 de junio de 2013

Pizarnik.

El proyecto fue el siguiente:

Una postal, una frase de Alejandra Pizarnik, una calle. La frase se escribió en la postal, la cual se dejo en la calle, a su suerte. Las reacciones de las personas eran distintas: Pasaban, la veían, algunos la tomaron y leyeron el reverso y la volvieron a dejar ahí. Fue bello.










"Y yo sola con mis voces, y tú tanto estás del otro lado que te confundo conmigo.


La segunda parte del proyecto es la siguiente:

Se regalarán tres postales como está a tres lectores de La Luna y Su Ombligo, a cualquier parte que el lector se encuentre siempre y cuando sea en México. Se darán a las tres personas que comenten en está misma entrada una sugerencia para el siguiente tema del blog, también mencionando algún medio electrónico de contacto, los más Random se llevan la postal.





¡Cambio y fuera!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...